Karate

El Karate es una de las disciplinas que pueden contribuir más en el proceso de formación del niño, porque desarrolla su estado físico y emocional, mejorando de forma considerable su rendimiento escolar y su relación con los que le rodean.

  • Beneficios de la práctica de karate

    El karate puede ser muy importante para la formación, crecimiento y futuro de los niños (desde los 5 años), para su capacidad de concentración en los estudios, para controlar y canalizar su agresividad, para respetar a los compañeros, las jerarquías (grados o cinturones) y a sus superiores (maestros, profesores, padres).

    Su práctica ejercita la concentración creando hábitos que le ayudarán en sus estudios y trabajo.

    Genera el respeto y la educación, haciendo que el niño sea más compresivo hacia los demás y creando actitudes positivas ante la sociedad.

    Le da confianza y seguridad de sus posibilidades ante los retos de la vida.

    Lo mantendrá en forma favoreciendo su desarrollo y dando a su cuerpo flexibilidad y estímulos que mejorarán su estado físico, reflejos y motricidad.

    Los principios de nuestra escuela de Karate (Shito-RYU, KARATE-DO) se resumen en cuatro puntos:

    • Reprimir la violencia
    • Respetar a los demás
    • Mejorar el carácter
    • Esfuerzo y constancia
  • Karate como medio de educación física

    El Karate como Arte Marcial permite a quien lo practica un correcto desarrollo físico y un mejor conocimiento de uno mismo (independientemente del sexo y / o la edad).

    El compañerismo, la solidaridad y, sobre todo, el sacrificio y el esfuerzo en nuestros entrenamientos harán que nos conozcamos mejor interiormente consiguiendo el equilibrio perfecto entre cuerpo y alma.

    Las Capacidades Físicas Básicas (CCFFBB) trabajadas sobre el tatami son:

    • Capacidades Motoras: Fuerza, velocidad y resistencia
    • Capacidades Facilitadores: Ancho de movimiento (ADM), flexibilidad y elasticidad
    • Capacidades Perceptivas Motoras: Coordinación, equilibrio, percepción espacio-temporal y cinestesia
    • Capacidades resultantes de las anteriores: Habilidad y agilidad
  • Karate infantil y la integración del niño

    A menudo, tanto padres como entrenadores, nos fijamos en el aspecto socio-deportivo del Karate olvidando, en parte, el aspecto educativo motor, existente entre el movimiento (como comunicación) y el aprendizaje.

    A los aspectos positivos de la competición (motivación, seguridad en sí mismo, decisión, etc.) se añadirán otros elementos ya que diferentes estudios muestran la relación existente entre el movimiento y el equilibrio de la personalidad.

    Es frecuente ver niños que pasan de ser tímidos, agresivos o poco sociables a ser niños que encuentran en el diálogo corporal del karate la forma de conocerse a sí mismos, de canalizar su energía e integrarse en el mundo que les rodea.

    • Coordinación: José Luis Gimeno Paz
    • Alumnos: de P5 de Infantil hasta 6º de Primaria
    • Fechas: del 7 de octubre al 18 de junio
    • Cuotas:  2 horas/ semana – 270€ ANUAL / / 30,00€ (x 9 MENSUALIDADES)
    • Intalaciones: en el centro